Culpable

Hay días que siento culpa.

Culpa de estar cansada, de no tener ganas de ir a la plaza.

Culpable por no estar 100% disponible, por compartir el tiempo con miles de tareas que se acumulan en la casa.

A veces me siento culpable por no jugar el tiempo suficiente con ellos, por no leer un cuento o por prender la tele.

Los peores días son cuando me doy cuenta que estoy de mal humor. Esos días la culpa es enorme, casi que se sienta en el sillón com nosotros.

Esos días todo es el doble de complicado, todo me cuesta el doble.

Siento que no aguanto, que quiero salir, cerrar la puerta y volver en 5 minutos con otro humor, con otra cara.

No es fácil conciliar las miles de facetas que hoy tenemos las mujeres. A veces pienso que se espera demasiado de nosotras.

Sin embargo, a la mañana siguiente nos volvemos a levantar. Me vuelvo a levantar pensando cómo será mi día, que desafío tendré que superar, que cosas tendré que aprender.

Y entonces recibo una sonrisa, un HOLA MAMÁ! que me asegura que hoy es un nuevo día, que tendrá en diferentes proporciones sus cosas lindas y de las otras.

Un nuevo día donde intentaré cambiar lo que hice ayer, para no sentirme culpable.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s