Vida nueva en casa nueva

Me mudé. Hace un mes y unos días dejé el ruido frenético de las bocinas a las 7 AM por el “llamado” de las lechuzas a la medianoche.

Todavía no tengo cortinas en la habitación. Me debato entre poner unas horrendas que arrastro de casas pasadas o dejar pegado el papel madera que impide que mis vecinos me vean el traste a las 8 AM.

Todavía no colgué los espejos. Hace un mes que no me miro al espejo. No sé si tengo ojeras, si ya me toca depilarme las cejas o si me broté de rosacea otra vez.

Todavía vivo en un caos. Ya perdí la cuenta de la cantidad de cajas que apilo en el hueco del futuro placard. Me pongo contenta si puedo sacar un par de zapatos sin quedar enterrada entre las remeras del cuasi marido.

Pese a todo esto lo estoy disfrutando. Después de más de un año de vivir encerrada en una casa sin patio, ver verde desde todas las ventanas vale la pena.

Hasta parece que los chicos crecieron de golpe, o que le encontraron el gustito a ensuciarse con tierra, correr a los perros por el patio o juntar piedritas en baldecitos de plástico.

Tengo una lista enorme de cosas para hacer. De cosas que me gustaría hacer. Tengo ganas de tener tiempo :).

Tengo días lindos y otros no tanto.

Pero tengo, tengo muchas cosas y tengo la obligación de disfrutarlas…

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s