6

Duda existencial

Desde que escribí el post la semana pasada que esta idea me está dando vueltas en la cabeza.

De hecho, después de hacer el horario que me propuse y de CASI cumplirlo a la perfección, me siento culpable.

La cosa es que, en mi planificación semanal, me dejé las mañanas para mi. Es decir, el lunes dice BLOG e INSTAGRAM. Lo que vendría a ser en la práctica, sentarme a escribir, sacar fotos para jugar al #colorsolopami o practicar con la cámara de fotos.

Los martes, por ejemplo, dice PROYECTOS DIY!!! Ehhh no es que me crea una grosa de las manualidades, nonó, pero es que hay algunas cosas que quiero ir haciendo para ponerle onda a mi casa y por esto mismo de estar siempre a los corridas termino postergando.

Entonces acá me agarra un sentimiento de culpa. Esa sensación de que teniendo 35 años, dos hijos, un marido, una casa y muuuchas cuentas que pagar, debería estar #trabajandodesolasol.

Y me siento culpable y pienso que algo estoy haciendo mal, si con el bendito horario la semana pasada ordené/limpié toda mi casa, preparé las clases para el colegio y tuve BASTANTE tiempo para hacer las cosas que me gusta.

Tengo en la cabeza la imagen de que DEBERÍA estar trabajando más, llegar agotada a la noche, con ojeras y dolor de piernas!!!

Llego canasada, obvio, pero con la sensación de haber hecho durante el día cosas que me hacen bien!

Por qué entonces me siento mal? Por qué tengo esa sensación de que mi rutina debería ser distinta?

Si hay alguien del otro lado que me quiera tirar una soga, cagarme a pedo en cualquier idioma o tirarme buena onda, serán bienvenidos sus aportes 🙂

Anuncios
5

Cosas de la vida diaria

Lo lindo de hoy:

Tener un ratito para leer los blogs que me gustan.

Tomarme unos mates.

Comprarme un potecito de miel, y comerla con los scones que hizo Marina acá.

Comprarme el mix de semillas que me pidió mi doctora y ponerlas en la sopa que me hice el sábado.

Tener miles de cosas pendientes para hacer.

(que mala que soy sacando fotos!!!!)